Vídeocursos y formación corporativa

El salto definitivo a la era digital

Cada vez son más las empresas que están adaptando su formación a formato vídeo. Esta formación, llamada también videoformación o vídeocursos, ha experimentado un crecimiento exponencial durante el último lustro. Desde nuestro punto de vista, ello se debe a que ofrece ciertas ventajas en la experiencia de aprendizaje:

  • Una manera dinámica y flexible de aprender.
  • La posibilidad de formarse desde un PC, un laptop, una tablet o incluso un smartphone (mobile learning), en cualquier momento y lugar, flexibilizando el proceso de manera notable.
  • Admiten gran variedad de niveles formativos: desde trabajadores de base a cargos intermedios y directivos.
  • Gran adaptabilidad. Pongamos, por ejemplo, que una empresa desea convertir a vídeocurso su gestión de existencias: cada empresa es diferente, y es un modo muy visual y comprensible para el personal de adaptar dicha formación a las necesidades específicas de cada empresa.
  • Muy prácticos en el sentido que ofrecen la posibilidad de empezar a formar a los trabajadores en el momento que se considere oportuno.
  • Posibilidad de organizar webinars y clases en directo, así como la adaptación y actualización de contenidos.
  • Feedback directo con el tutor, pudiéndole consultar cualquier duda y obteniendo respuesta rápida y práctica.
  • Una vez realizado, se convierten en un activo intangible de la empresa, que ayuda a mejorar la productividad y la eficacia de sus procesos productivos, impactando de modo medible en aspectos como el ahorro, la facturación y la coordinación entre departamentos.
  • Además, son un recurso muy válido para estrategias formativas blended, pudiéndose impartir la parte más teórica en formato vídeo y la parte más práctica de modo presencial.

Si tu empresa está considerando la posibilidad de disponer de este recurso, es muy recomendable formarse bien antes de implementar la conversión a este formato. Es necesario conocer estas nuevas metodologías, así como saber seleccionar, implementar y gestionar plataformas de elearnming. Por último, la formación elearning tiene unos condicionantes específicos, así que hay que saber cómo convertir adecuadamente la formación interna a formato digital y capacitar a los tutores para el salto a este tipo de formación. Una buena preparación previa suele asegurar el éxito de estos procesos de adaptación a las nuevas tecnologías de la formación.

Éstos son algunos de los cursos, 100% bonificables para empresas, que ayudarán a empezar con buen pie:

Deseamos que el post Vídeocursos en la formación corporativa haya sido de tu interés.

Soluciones al aprendizaje

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s