e-learning y b-learning

La enseñanza sin límites

Se habla mucho -y más que se hablará- sobre dos conceptos relacionados con el mundo de la formación: el e-learning y el b-learning, pero ¿sabemos exactamente a qué se refieren? ¿Qué diferencias hay? Aquí nos proponemos definirlos de modo que todo el mundo lo entienda.

¿Qué es el e-learning?

El e-learning, también conocido como aprendizaje electrónico, se refiere a un tipo de educación a distancia virtual que se efectúa mediante canales electrónicos (especialmente Internet), utilizando para ello herramientas o aplicaciones de hipertexto (páginas web, correo electrónico, foros de discusión, mensajería instantánea, plataformas de formación que aúnan varios de los anteriores ejemplos de aplicaciones, etc) como soporte de los procesos de enseñanza-aprendizaje. Es importante que el tutor esté muy familiarizado con este entorno de enseñanza virtual y que los contenidos formativos estén plenamente adaptados.

¿Qué es el B-learning o Blended learning?

El b-learning (de blended learning, aprendizaje combinado) en cambio, es un concepto más relacionado con lo semipresencial,

El b-learning es una modalidad que combina la educación a distancia y la educación presencial; aprovechando las ventajas de ambas modalidades y complementando el aprendizaje de los aprendices.

El b-learning se basa en la comunicación masiva y bidireccional que sustituye la interacción personal en el aula del profesor y alumno como medio preferente de enseñanza, por la acción sistemática y conjunta de diversos recursos didácticos y el apoyo de una organización tutorial, que proporcionan el aprendizaje autónomo de los estudiantes, además de reforzar la habilidad de la comunicación efectiva con los participantes a través de las plataformas usadas.

Cada vez es más la formación presencial que se está convirtiendo a formato e-learning o b-learning. Es importante tener en cuenta todo lo que este proceso conlleva en términos de adaptación.

En la página web Soluciones al Aprendizaje, encontraréis formación 100% bonificable para empresas que os ayudarán a emprender este viaje fascinante hacia la formación e-learning y b-learning.

Deseamos que el post e-learning y b-learning haya sido de tu interés.

Soluciones al Aprendizaje

 

Vídeocursos y formación corporativa

El salto definitivo a la era digital

Cada vez son más las empresas que están adaptando su formación a formato vídeo. Esta formación, llamada también videoformación o vídeocursos, ha experimentado un crecimiento exponencial durante el último lustro. Desde nuestro punto de vista, ello se debe a que ofrece ciertas ventajas en la experiencia de aprendizaje:

  • Una manera dinámica y flexible de aprender.
  • La posibilidad de formarse desde un PC, un laptop, una tablet o incluso un smartphone (mobile learning), en cualquier momento y lugar, flexibilizando el proceso de manera notable.
  • Admiten gran variedad de niveles formativos: desde trabajadores de base a cargos intermedios y directivos.
  • Gran adaptabilidad. Pongamos, por ejemplo, que una empresa desea convertir a vídeocurso su gestión de existencias: cada empresa es diferente, y es un modo muy visual y comprensible para el personal de adaptar dicha formación a las necesidades específicas de cada empresa.
  • Muy prácticos en el sentido que ofrecen la posibilidad de empezar a formar a los trabajadores en el momento que se considere oportuno.
  • Posibilidad de organizar webinars y clases en directo, así como la adaptación y actualización de contenidos.
  • Feedback directo con el tutor, pudiéndole consultar cualquier duda y obteniendo respuesta rápida y práctica.
  • Una vez realizado, se convierten en un activo intangible de la empresa, que ayuda a mejorar la productividad y la eficacia de sus procesos productivos, impactando de modo medible en aspectos como el ahorro, la facturación y la coordinación entre departamentos.
  • Además, son un recurso muy válido para estrategias formativas blended, pudiéndose impartir la parte más teórica en formato vídeo y la parte más práctica de modo presencial.

Si tu empresa está considerando la posibilidad de disponer de este recurso, es muy recomendable formarse bien antes de implementar la conversión a este formato. Es necesario conocer estas nuevas metodologías, así como saber seleccionar, implementar y gestionar plataformas de elearnming. Por último, la formación elearning tiene unos condicionantes específicos, así que hay que saber cómo convertir adecuadamente la formación interna a formato digital y capacitar a los tutores para el salto a este tipo de formación. Una buena preparación previa suele asegurar el éxito de estos procesos de adaptación a las nuevas tecnologías de la formación.

Éstos son algunos de los cursos, 100% bonificables para empresas, que ayudarán a empezar con buen pie:

Deseamos que el post Vídeocursos en la formación corporativa haya sido de tu interés.

Soluciones al aprendizaje

elearning: un ahorro de tiempo

Mejora la gestión del tiempo con el elearning

elearning tiempo

¿Alguna vez te has parado a pensar la cantidad de minutos, horas… que se acaban acumulando en tiempos muertos, inertes o perdidos durante una sesión o jornadas de formación presencial?

Una situación típica sería la siguiente (seguramente os resultará familiar):

clock, cron, time, watch icon

* María llega tarde, la esperamos… (10 minutos)

* Vamos a presentarnos uno a uno al inicio de la sesión… (10-20 minutos)

* Descansamos para fumar, ir al baño, almorzar, tomar café,… (10-30 minutos)

* Vamos a comer y después continuamos (1h-2h)

* Vamos a repasar este apartado porque Pablo y María lo desconocen… (10-30 minutos)

* Resolvemos las dudas y preguntas que surgen… (30’-1h)

* Etc…

El cómputo del tiempo en la formación

Realmente el cómputo de tiempo se nos puede incrementar en función de las características del formador y del grupo a formarse. A todo esto también debemos computar los desplazamientos de cada empleado hasta el lugar-aula de formación, así como el tiempo que no ocupan su puesto de trabajo y no resultan productivos para la empresa (el llamado coste de oportunidad).

Con el elearning muchas de estas pérdidas-inversiones de tiempo quedan solventadas: nos ahorramos desplazamientos, descansos, tiempos de preguntas o dudas que afectan tal vez sólo a unos pocos y no dejan avanzar al resto, permiten que los empleados pueden llevar su propio ritmo saltándose algún material de estudio que conocían de antemano por ejemplo…

El coste del desarrollo del elearning en los inicios puede resultar más elevado que el de una clase presencial pero los ahorros que se obtienen al aplicarlo son tan significativos que en muchos casos la inversión inicial en elearning puede recuperarse en el primer año. En este sentido, recomendamos la lectura del post Claves para elegir una plataforma de elearning.

La creencia común es que la mayor parte del dinero que se ahora es el del coste de los formadores, viajes, manutención,… sin embargo, la realidad es lo que se economiza es el del coste de los empleados.

Por ejemplo, un empleado en una compañía gana un salario cercano a 18.000€ anuales, si trabaja 230 días productivos (sin contar fines de semana, festivos, vacaciones…), el promedio de dinero que se le paga por día es de aproximado de 78€. La productividad de este empleado es cero durante la formación presencial. Por tal razón, el impacto en la productividad supone un valor negativo para la empresa. Podemos suponer que si optamos por la modalidad elearning es probable que nuestro empleado pueda dedicar ratitos sueltos a formarse, implicando una suma total por ejemplo de “x” horas sin necesidad de destinar jornadas enteras, o abandonar su puesto de trabajo y tareas. El impacto en la productividad en este caso no sería tan importante.

Si nuestro ejemplo lo multiplicamos por 1000 empleados que se deben formar, la productividad en cuanto al ahorro supone seguramente una barbaridad de dinero, sin duda más que suficiente para decidir invertir en una solución elearning.

Sólo es necesario multiplicar para valorar los costes y los ahorros en función de la modalidad elegida.

Curso recomendado 100% bonificable para trabajadores en activo:

Cómo seleccionar, implementar y gestionar plataformas e-Learning

Post relacionados:

elegir plataforma

Deseamos que el post “elearning: un ahorro de tiempo” haya sido de tu interés.

Soluciones al aprendizaje

Por RTM

Claves para elegir una plataforma de elearning

¿Cómo elegir una plataforma de elearning? Consejos para empezar con buen pie

Empresa precavida vale por dos… por ejemplo cuando se trata de sopesar las diferentes plataformas de elearning para sacarles el máximo partido y evitar problemas cuando la formación esté en pleno desarrollo.

La elección de una plataforma elearning, requiere de un análisis previo y del consenso y acuerdo del mayor número de profesionales que tendrán que gestionarla.

elegir plataforma

Elegir plataforma

El idioma, la documentación existente, la facilidad de instalación y gestión fácil y cómoda posterior, … son los aspectos más valorados a la hora de decantarse por una u otra plataforma.
La variedad de plataformas existentes es amplísima, de ahí que sea imprescindible determinar con antelación los requisitos que vamos a exigir a esa plataforma. Desde luego lo más importante es hacer un estudio detallado de las necesidades formativas concretas, y a partir de ese estudio, comenzar a conocer las posibilidades que existen en el mercado.
Valorar con antelación todo aquello que necesitamos evitará sorpresas desagradables a posteriori, ya que la implantación de la modalidad elearning debe ser un avance, no un problema.
El ambiente de aprendizaje se crea sobre las plataformas, de modo que estas deben disponer de los elementos que consideremos necesarios para un aprendizaje de calidad.

Planificar acción formativa elearning

Planificar acción formativa elearning

En Soluciones al aprendizaje te señalamos algunos aspectos a valorar cuando queremos elegir una plataforma elearning:

  • Los aspectos técnicos:  Instalación, seguridad, requisitos del sistema, estándares, licencias, etc.
  • Cómo se administran los cursos, grupos y espacios: Organización de contenidos, evaluación, etc.
  • Su usabilidad: Idioma, interfaz de usuario y administración, documentación, soporte, asistencia, personalización, etc.
  • La administración de usuarios: Roles, perfiles, permisos, exportación, consultas, estadísticas, seguimiento, etc.
  • Gestión y creación de objetos de aprendizaje: Importación, exportación, creación, cuestionarios, actividades, etc.
  • Las herramientas comunicativas: Correo electrónico, chat, videoconferencia, foros, avisos, anuncios, etc.

Estos son los factores previos a considerar para empezar con buen pie. Un buen análisis previo nos evitará muhos problemas… Y es que ¡empresa precavida, vale por dos!  En otro post analizaremos las diferentes alternativas que tenemos.

CURSO RECOMENDADO (100% Bonificable para empresas y trabajadores en activo). ¡Échale un vistazo!

Cómo seleccionar, implementar y gestionar plataformas e-Learning

Deseamos que el artículo “Claves para elegir una plataforma de elearning” haya sido de tu interés. Gracias por visitarnos.

Por Soluciones al aprendizaje  www.solucionesalaprendizaje.net

No dejes que tus alumnos sean un ficus. ¡Hazlos partícipes!

Claves para una formación dinámica y participativa. Cómo motivar a tus alumnos

Los ficus están bien para decorar, pero no concibas a tus alumnos de esta manera. Uno de los grandes errores cuando formamos a personas adultas es pensar que como formadores somos los expertos en la materia, máster del universo y poseedores de todo el saber y conocimiento. No olvides que cada adulto viene de serie con su maleta particular cargada de conocimientos previos, experiencias, saberes, capacidades y competencias.

Una de las principales causas de desmotivación y abandono de los cursos online por parte de los alumnos viene provocada por el rol que les otorgamos. La receta para llevar a la ruina tu curso online pasa por mantener a tu alumno como un mero lector pasivo de contenidos, observador de lo que sucede en el aula virtual y ejecutor de test autoevaluativos. Olvídalo! Si optas por esta fórmula de aprendizaje virtual es que aún vives estancado en el elearning de los años 90. Evoluciona! Aún estás a tiempo de rescatar a tus alumnos del sopor y del aburrimiento formativo.

No dejes que tus alumnos sean un ficus

El secreto es bien sencillo. Para provocar aprendizaje de verdad y significativo debes brindar a tus alumnos la oportunidad participar de su propio proceso. Aprovecha la maleta personal de cada alumno para llevarlos a tu terreno. Déjales que compartan experiencias, que descubran, que resuelvan, que experimenten, que analicen y piensen… Si les otorgas el rol de estudiantes activos y protagonistas los harás comprometerse con el proceso formativo:

  • Reorienta tus contenidos formativos para darles un nuevo toque que consiga promover la motivación, el interés, el desafío y el descubrimiento, que sea útil, relevante y que disponga de acción. No olvides que todo lo que supone un reto nos hace aprender.
  • Aprovecha las herramientas de colaboración y comunicación de tu plataforma, no dejes que cojan polvo, utilízalas con regularidad. Seguro que te sorprendes de los resultados participativos.
  • No olvides dinamizar tu aula virtual, eres en parte el motor que provoca el aprendizaje: motiva, orienta, da soporte, ayuda, utiliza el sentido del humor, resuelve dudas, haz seguimiento… No abandones en el ciberespacio a tus alumnos, acompáñalos en su proceso.

Recuerda que mantener a tus alumnos felices y satisfechos implicará:

  • Una aceptación y percepción positiva del elearning que jugará a tu favor en futuras ediciones de formación online.
  • Una fidelización de clientes/alumnos.
  • Evitar pérdidas y costes económicos futuros debidos a abandonos, falta de asimilación de competencias o contenidos formativos.
  • Favorecer el prestigio de tu curso/institución.