e-learning y b-learning

La enseñanza sin límites

Se habla mucho -y más que se hablará- sobre dos conceptos relacionados con el mundo de la formación: el e-learning y el b-learning, pero ¿sabemos exactamente a qué se refieren? ¿Qué diferencias hay? Aquí nos proponemos definirlos de modo que todo el mundo lo entienda.

¿Qué es el e-learning?

El e-learning, también conocido como aprendizaje electrónico, se refiere a un tipo de educación a distancia virtual que se efectúa mediante canales electrónicos (especialmente Internet), utilizando para ello herramientas o aplicaciones de hipertexto (páginas web, correo electrónico, foros de discusión, mensajería instantánea, plataformas de formación que aúnan varios de los anteriores ejemplos de aplicaciones, etc) como soporte de los procesos de enseñanza-aprendizaje. Es importante que el tutor esté muy familiarizado con este entorno de enseñanza virtual y que los contenidos formativos estén plenamente adaptados.

¿Qué es el B-learning o Blended learning?

El b-learning (de blended learning, aprendizaje combinado) en cambio, es un concepto más relacionado con lo semipresencial,

El b-learning es una modalidad que combina la educación a distancia y la educación presencial; aprovechando las ventajas de ambas modalidades y complementando el aprendizaje de los aprendices.

El b-learning se basa en la comunicación masiva y bidireccional que sustituye la interacción personal en el aula del profesor y alumno como medio preferente de enseñanza, por la acción sistemática y conjunta de diversos recursos didácticos y el apoyo de una organización tutorial, que proporcionan el aprendizaje autónomo de los estudiantes, además de reforzar la habilidad de la comunicación efectiva con los participantes a través de las plataformas usadas.

Cada vez es más la formación presencial que se está convirtiendo a formato e-learning o b-learning. Es importante tener en cuenta todo lo que este proceso conlleva en términos de adaptación.

En la página web Soluciones al Aprendizaje, encontraréis formación 100% bonificable para empresas que os ayudarán a emprender este viaje fascinante hacia la formación e-learning y b-learning.

Deseamos que el post e-learning y b-learning haya sido de tu interés.

Soluciones al Aprendizaje

 

No dejes que tus alumnos sean un ficus. ¡Hazlos partícipes!

Claves para una formación dinámica y participativa. Cómo motivar a tus alumnos

Los ficus están bien para decorar, pero no concibas a tus alumnos de esta manera. Uno de los grandes errores cuando formamos a personas adultas es pensar que como formadores somos los expertos en la materia, máster del universo y poseedores de todo el saber y conocimiento. No olvides que cada adulto viene de serie con su maleta particular cargada de conocimientos previos, experiencias, saberes, capacidades y competencias.

Una de las principales causas de desmotivación y abandono de los cursos online por parte de los alumnos viene provocada por el rol que les otorgamos. La receta para llevar a la ruina tu curso online pasa por mantener a tu alumno como un mero lector pasivo de contenidos, observador de lo que sucede en el aula virtual y ejecutor de test autoevaluativos. Olvídalo! Si optas por esta fórmula de aprendizaje virtual es que aún vives estancado en el elearning de los años 90. Evoluciona! Aún estás a tiempo de rescatar a tus alumnos del sopor y del aburrimiento formativo.

No dejes que tus alumnos sean un ficus

El secreto es bien sencillo. Para provocar aprendizaje de verdad y significativo debes brindar a tus alumnos la oportunidad participar de su propio proceso. Aprovecha la maleta personal de cada alumno para llevarlos a tu terreno. Déjales que compartan experiencias, que descubran, que resuelvan, que experimenten, que analicen y piensen… Si les otorgas el rol de estudiantes activos y protagonistas los harás comprometerse con el proceso formativo:

  • Reorienta tus contenidos formativos para darles un nuevo toque que consiga promover la motivación, el interés, el desafío y el descubrimiento, que sea útil, relevante y que disponga de acción. No olvides que todo lo que supone un reto nos hace aprender.
  • Aprovecha las herramientas de colaboración y comunicación de tu plataforma, no dejes que cojan polvo, utilízalas con regularidad. Seguro que te sorprendes de los resultados participativos.
  • No olvides dinamizar tu aula virtual, eres en parte el motor que provoca el aprendizaje: motiva, orienta, da soporte, ayuda, utiliza el sentido del humor, resuelve dudas, haz seguimiento… No abandones en el ciberespacio a tus alumnos, acompáñalos en su proceso.

Recuerda que mantener a tus alumnos felices y satisfechos implicará:

  • Una aceptación y percepción positiva del elearning que jugará a tu favor en futuras ediciones de formación online.
  • Una fidelización de clientes/alumnos.
  • Evitar pérdidas y costes económicos futuros debidos a abandonos, falta de asimilación de competencias o contenidos formativos.
  • Favorecer el prestigio de tu curso/institución.